Publicidad
Busca por Institución:

Ejemplos: UNAM, UAM , ITESM, universidad de Guadalajara, politécnico, IPN,

Busca por Ubicación y Carrera:




    Publicidad
VIDEOS


Tecnológico de Monterrey SLP


Universidad del Valle de México


Fundación UNAM


Anúnciate en ABCuniversidades.com



¿Cuántas instituciones de educación superior necesitamos?
*Wietse de Vries, Campus Milenio

Hay noticias que sorprenden, por lo menos a un servidor. En este caso, me refiero al anuncio, por parte del presidente de la república y de otros funcionarios, de que en los próximos tiempos se crearán 42 nuevas instituciones públicas de educación superior, sobre todo universidades e institutos tecnológicos.


A primera vista, la propuesta parece razonable. El motivo indiscutible para la creación de más establecimientos públicos o privados es la baja cobertura del sistema de educación superior mexicano: el conjunto de instituciones instruye en la actualidad a “solamente” 2.5 millones de jóvenes, equivalente a menos de 25 por ciento del grupo de edad de 20 a 24 años. Con eso nos situamos detrás de muchos otros países, incluso en América Latina.


Además, las principales universidades públicas siguen en la ingrata situación de tener que rechazar a gran parte de los aspirantes. Pareciera, pues, más que lógico que debemos ofrecer más opciones para que más muchachos puedan cursar una carrera profesional.


Sin embargo, el anuncio sorprende porque contamos ya con una enorme cantidad de instituciones. Según el conteo oficial más reciente (Rubio, 2006)1, a finales de 2005 existían 46 universidades públicas, 211 institutos tecnológicos, 60 universidades tecnológicas, 18 universidades politécnicas, cuatro universidades interculturales, 249 escuelas normales públicas, más 94 instituciones públicas de otro índole. El total era de mil 892 instituciones, de las cuales 713 eran públicas y mil 179 privadas.


Desde 2005 a la fecha, este total sin duda habrá aumentado (parece haber ya 32 universidades politécnicas y ocho interculturales). Si además incluimos a las sucursales que brotan por doquier, el sistema de educación superior mexicano debe contar con alrededor de 2 mil 500 planteles registrados.


Comparaciones internacionales


Si comparamos la cantidad de instituciones mexicanas con las existentes en otros países, la propuesta de crear aún más deja de ser lógica. Un primer ejemplo: el estado de Puebla cuenta con una matrícula de educación superior de 140 mil estudiantes, lo cual representa una cobertura de 21 por ciento del grupo de edad. En cuanto a su extensión territorial, es parecido a los Países Bajos, donde un poco más de 500 mil jóvenes cursan alguna carrera de educación superior, con una cobertura superior a 50 por ciento. Por supuesto, hay más habitantes en los Países Bajos (16 millones) que en Puebla (casi 6 millones) y las pirámides generacionales son distintas, amén de otras diferencias.


Pero el dato llamativo es que los Países Bajos tienen un sistema compuesto por 55 instituciones (14 universidades y unas 40 instituciones de educación superior de tipo vocacional), mientras Puebla ya tiene más de 200, y sigue abriendo más instituciones con el motivo de aumentar la cobertura. Por alguna razón oscura, Puebla requiere cuatro veces el número de instituciones para educar a una tercera parte de la matrícula holandesa.


Un segundo ejemplo: Estados Unidos es el país con la mayor cantidad de instituciones de educación superior en el mundo. Según los datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) de 2005, había 5 mil 758 instituciones registradas. La mayor parte de estas instituciones son colegios comunitarios pequeños que ofrecen carreras de dos años, pero, aún así, es una buena cuantía. Aunque Estados Unidos califica como el país con el mayor número de instituciones, la cifra es apenas el doble de lo que tenemos en México. Y eso que el sistema estadunidense atiende a más de 14 millones de estudiantes, frente a los 2.5 millones de México. Al mismo tiempo, la cobertura en Estados Unidos es de alrededor de 70 por ciento.


Si comparamos el número de estudiantes matriculados con la cantidad de instituciones, las diferencias entre países resultan asombrosas: en los Países Bajos existe una institución de educación superior por cada 10 mil estudiantes, en Estados Unidos una por cada 2 mil 500 y en México una por cada mil 300. En otras palabras, en los Países Bajos la mayor parte de jóvenes estudia en instituciones medianas o grandes, mientras en México hay cientos de instituciones que ni alcanzan un centenar de estudiantes.


La importancia del tamaño


Así, el problema de la cobertura en México no parece ser el número de instituciones, sino su tamaño. Como botón de muestra, regresamos a los números de Rubio (2006): en 2005, las 46 universidades públicas atendieron a 786 mil estudiantes, un promedio de 17 mil jóvenes por establecimiento.
En cambio, los 211 institutos tecnológicos atendieron a 325 mil estudiantes, un promedio de mil 520 estudiantes por plantel, y las 60 universidades tecnológicas educaron a 62 mil estudiantes, un promedio de mil 45 estudiantes.


El conjunto de los 271 establecimientos del sector tecnológico atendió a 487 mil estudiantes, lo que representa 60 por ciento de la población de 785 mil estudiantes atendidos por las 46 universidades públicas, y apenas tres veces la matrícula de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Para otros sectores públicos, los datos son incluso inferiores: las cuatro universidades interculturales atendieron a mil 281 estudiantes, un promedio de 321; las 249 escuelas normales públicas a 92 mil 41 jóvenes, un promedio de 370. Las demás instituciones públicas, 94 en total, recibieron a 125 mil estudiantes, un promedio de mil 325.


El sector privado no es la excepción. Las 184 escuelas normales privadas recibieron a 54 mil estudiantes, un promedio de 293 por establecimiento. El resto de las instituciones de educación superior (IES) privadas, 995 en total, sin contar sucursales, atendió a 777 mil estudiantes, lo cual produce un promedio de 781 estudiantes. En efecto, como señala Rubio (2006), 741 instituciones privadas atendieron a menos de 500 estudiantes, y solamente 71 contaban con una matrícula superior a 2 mil.


Viendo estos datos, el problema de la cobertura no aparenta residir en el número de establecimientos o plazas disponibles. Más bien, parece ser que una gran cantidad de establecimientos no logra atraer un número significativo de estudiantes.


Las razones detrás de la falta de atracción pueden ser varias. En el caso de universidades privadas, el costo que significa para el estudiante puede ser un impedimento. Además, el Programa Nacional de Becas para la Educación Superior (Pronabes) no ofrece apoyos para estudiantes del sector privado.
En otras IES se puede tratar de la oferta académica: las universidades tecnológicas o las universidades interculturales no ofrecen carreras populares como derecho, medicina o administración. Igualmente, puede ser la ubicación geográfica: muchas de las nuevas IES se ubican en poblaciones medianas o pequeñas, donde hay pocos egresados de la educación media superior.


También puede ser una cuestión de imagen o de prestigio: una pequeña universidad ubicada en un pequeño pueblo nunca tendrá el prestigio que atrae la UNAM o el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM). Finalmente, habrá instituciones que conjugan todas las condiciones anteriores.


Así, parece dudoso que el problema de la cobertura se resolverá con la creación de 42 instituciones nuevas. Cuando más, aumentarán la cobertura con unos 50 mil estudiantes, lo cual equivale a una gota de agua sobre un comal caliente, pero a cambio de importantes inversiones públicas. Si queremos aumentar la cobertura, más vale pensar en un análisis más fino de la demanda y estrategias más apropiadas para la oferta.


Notas:
1. Julio Rubio Oca, La política educativa y la educación superior en México. 1995-2006: un balance. SEP  y FCE, México, 2006. Documento disponible en línea en: http://ses2.sep.gob.mx/aye/ocde/pees/index.htm.


* Profesor-investigador de la BUAP, miembro del Seminario de Educación Superior.

 

 Otros Articulos de este autor
¿Cuántas instituciones de educación superior necesitamos?

 Artículos Anteriores  Ver por año : 
2014 |2013 |2012 |2011 |2010 |2009 |2008 |2007 
 
ABCuniversidades.com es un portal del Centro de Información y Análisis de la educación, S.C. que es un organismo privado independiente de las instituciones
educativas sobre las que se informa y realiza sus análisis y de las asociaciones que agrupan a las universidades públicas o privadas



Página Principal Quiénes Somos Metodología Aspectos Legales Contáctanos Glosario Direcciones Útiles Anúnciate en ABCuniversidades.com

Derechos Reservados 2007 ©

Desarrollo, SEO & SMO por:   
      Con el apoyo de